Noticias

La minería de Bitcoin es buena para las productoras de energías renovables y la red

El año pasado, la Universidad de Cambridge lanzó el Índice de consumo de electricidad de Bitcoin de Cambridge (CBECI) , una herramienta en línea que se actualiza a cada 30 segundos y es capaz de estimar cuánta energía es consumida por los ordenadores conectados la red mundial (la cadena Blockchain) para la minería de bitcoins. Queremos resaltar el gran trabajo realizado por esta universidad sobre este tema complejo. La investigación que llevaron a cabo, especialmente en el mundo de los ASIC, fue exhaustiva, sus metodologías están bien explicadas en base a fuentes sólidas y fueron absolutamente sinceros sobre las limitaciones de su estudio. Lo que nos lleva a pensar que la herramienta sirva como una estimación aproximada.

Sin embargo, queremos llamar la atención sobre un tema que no está representado en dicho estudio: los beneficios que la infraestructura de bitcoin pueden aportar a las productoras renovables y a la red eléctrica. No se trata solo de cuánta energía, sino también de dónde y cómo se consume. Esto es importante, porque si que es verdad que la herramienta CBECI proporciona comparaciones para ayudar a visualizar la cantidad de electricidad que utiliza la red Bitcoin, pero sin embargo no ayuda a los usuarios a visualizar lo que realmente se devuelve en términos de beneficios económicos y cómo avanza el sector energético en las jurisdicciones donde este tipo de infraestructura se ha implantado.

Primero, hablemos sobre algunos de los principales desafíos del sector energético en España.
1. Se generan mucha más electricidad de la consumida, indistintamente de los los horarios de punta y valle.
2. El pool energético regula el mercado frenando indirectamente el crecimiento del sector renovable sub utilizando los recursos. 3. La electricidad no es un recurso que se almacena o transporta fácilmente, lo cual genera un gran desperdicio, un periodo intermitente de producción y, o energías bloqueadas. El sistema actual impide el desarrollo de nuevos activos productivos recortando primas como es el caso de las eólicas y solares, cuya naturaleza intermitente impacta en el funcionamiento de la red.

Por un lado Red Eléctrica de España mantiene y hace pública toda la información sobre la DEMANDA DE ENERGÍA ELÉCTRICA EN TIEMPO REAL en su portal, y por otro lado empresas como OMIE gestionan el mercado mayorista de la electricidad, donde los agentes compradores y vendedores contratan las cantidades que necesitan (MWh) a precios públicos y transparentes.

Segundo, entendamos el porqué del desequilibrio entre la oferta y la demanda de energía.
Grandes cantidades de electricidad se generan todos los días y no se monetizan. Esto sucede a través de la red, independientemente de si es nuclear, carbón, gas o energía renovable. Parte del problema se debe simplemente a un desequilibrio entre la oferta y la demanda de energía. Un exceso de producción local de electricidad plantea un problema para el operador de la red eléctrica y, en última instancia, un problema local para el productor de energía. El operador de la red eléctrica debe asegurarse de que la producción de energía coincida con la demanda de energía en toda la red. Se implementan varios procesos y métodos para reducir estos desequilibrios en cualquier momento: se genera un «costo de desequilibrio» asociado, que luego se distribuye generalmente entre todos los usuarios de la red. Si el operador de la red se antecipa par mitigarlos, un pico de exceso o escasez en la red podría en última
instancia forzar o inutilizar los activos de generación de energía, incluidas las productoras renovables.

Tercero, conozcamos cuales son las soluciones más conocidas que abordan el desafío del suministro de electricidad pero que no tienen resultados concretos, o son muy limitados.
Cuando se genera demasiada electricidad, puede transportarse inmediatamente a otra área de consumo o puede almacenarse para su uso en otro momento. Ninguna de estas opciones es ideal. Por un lado, las líneas eléctricas de transmisión y distribución son costosas de construir y mantener, y su implementación lleva años. Por otro lado, existen varias soluciones de almacenamiento, como las baterías electroquímicas (como las baterías de iones de litio) y los electrolizadores combinados con procesos de conversión posteriores. A pesar del progreso en los últimos años, el despliegue de este equipo sigue siendo limitado. Esto se debe a que estas soluciones requieren una inversión inicial
significativa, un marco regulatorio favorable y personalizado, a menudo tardan más de 15 años en amortizarse y son por ahora relativamente complejas de operar y mantener.

Cuarto, conozcamos el desafío de integrar las fuentes de energía renovables en la red.
El creciente despliegue de energías renovables en España en los últimos años ha creado desafíos para la red. Primero, es más difícil predecir el suministro y el flujo de energía debido a su naturaleza intermitente (por ejemplo, las condiciones climáticas adversas), que generalmente requiere el envío de energía convencional para ajustarse a una demanda variable. En segundo lugar, la mayor parte de la producción de energía renovable está lejos de las áreas de alto consumo (como las ciudades cercanas), que luego requieren líneas de transmisión adicionales. Esto dificulta la adopción de energía renovable intermitente, lo cual es desafortunado porque se está convirtiendo rápidamente en la fuente de electricidad más barata (EUR / MWh), sin mencionar su respeto por el clima.

Todos estos desafíos se traducen en miles de millones de euros en pérdida de ingresos anualmente y un crecimiento mediocre del sector de energía renovables.

Quinto, entendamos como la minería de Bitcoin, una nueva clase de activo energético, puede ayudar con estos desafíos.
Definición de minería : en los últimos 10 años, la tecnología de red pública de blockchain permitieron el desarrollo de monedas digitales como bitcoin y Ethereum. Estas cadena blockchain están respaldadas por redes mundiales de ordenadores, llamados equipos de minería. El equipo de minería consume electricidad para proporcionar potencia computacional a una cadena de bloques con el fin de garantizar su seguridad y confiabilidad; como recompensa, los mineros reciben criptomonedas recién acuñadas y una tarifa de transacción. A menudo se le llama «procesamiento de transacciones» o «asegurar la cadena de bloques».

LOS EQUIPO DE MINERÍA DE BITCOIN SON UN ACTIVO PRODUCTIVO ENERGÉTICO ÚNICO, particularmente cuando se implementan con una conexión directa a fuentes de energía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba